Manejo del cáncer, control de síntomas y cuidados paliativos

0
51
Manejo del cáncer, control de síntomas y cuidados paliativos

El tratamiento más idóneo para el cáncer es la extirpación completa del tumor sin dañar el resto del cuerpo. Lograr este tipo de cura con efectos adversos cercanos a cero es posible con la cirugía; sin embargo, siempre existe la posibilidad de que el cáncer invada los tejidos adjuntos o también se pueda diseminar a sitios distantes en el cuerpo. Esto reduce la efectividad de la cirugía incluso si fue realizada por expertos. Se sabe que la quimioterapia y la radioterapia tienen efectos negativos en las células normales del cuerpo.

Nunca habrá una única cura para el cáncer. Sin embargo, hay varios tratamientos que se utilizan en combinación para proporcionar a los pacientes el mayor grado de bienestar posible. Hoy en día, hay muchos tratamientos disponibles para el cáncer. La cirugía es un tratamiento muy popular para los cánceres ‘solo locales’. Los tumores localizados se eliminan fácilmente con la ayuda de la cirugía. La cirugía también se usa para controlar los síntomas, como la compresión de la médula espinal debido a la presencia de un tumor grande, etc. La cirugía se puede elegir como un método de tratamiento antes o después de la quimioterapia o la radioterapia.

La radioterapia es el uso de radiación ionizante que ayuda a matar las células cancerosas. También se utiliza para reducir los tumores. Los efectos de la cirugía están localizados y limitados al área a la que se dirige el haz. Daña el material genético de los tejidos diana y evita que crezcan, se dividan y se propaguen a otras partes del cuerpo.

La quimioterapia usa medicamentos contra el cáncer para tratar el cáncer. Estos medicamentos se dirigen a todas las células que se dividen rápidamente y, por lo tanto, evitan que las células cancerosas se dividan y se propaguen a otras partes del cuerpo. El efecto secundario de este tratamiento es que también puede afectar las células no cancerosas.

La terapia dirigida, la terapia hormonal y la inmunoterapia son algunas de las otras formas de tratamientos para el cáncer que ayudan en el tratamiento del cáncer.

El control de los síntomas es importante para restablecer la calidad de vida de los pacientes con cáncer. Es un factor importante para determinar si el paciente es capaz de someterse a otros tratamientos.

Es importante reducir el dolor, las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia. Otros efectos secundarios como la diarrea y la hemorragia deben ser atendidos. Los cuidados paliativos se han convertido desde entonces en una especialidad popular para el tratamiento del cáncer.

El objetivo es lograr que el paciente esté lo más cómodo posible con la menor cantidad de medicamento. La fatiga relacionada con el cáncer es un problema muy común y juega un papel importante en la calidad de vida de un paciente.

En general, la mayoría de los tratamientos para el cáncer incluyen procedimientos con cierta cantidad de efectos secundarios y es de suma importancia brindarles el tipo de cuidado adecuado para que puedan vivir una vida cómoda y cercana a la normal. Los efectos posteriores a cualquier tratamiento no pueden ser evitados o eliminados exclusivamente. Sin embargo, el control del dolor y el control de otros síntomas es una parte importante para proporcionar a los pacientes con cáncer servicios de calidad que hagan que su tratamiento valga la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here